Cómo mejorar tu pintura sin agobios

Para mejorar en tu pintura tienes que dedicarle algo de tiempo todos los días.

Algo tan sencillo y tan complejo al mismo tiempo.

¡Hoy estoy super inspirada!

Me pongo a pintar y no paro en toda la tarde, pero eso no vuelve a suceder en mucho, mucho tiempo.

Este sábado que tengo tiempo libre me lo voy a pasar pintando todo el día.

Y lo dices de corazón, pero ese momento nunca llega, siempre hay cosas que hacer.

Me iba a poner a pintar, pero llamó mi prima y me lié.

Ya pinto mañana. ¡De verdad, mañana si, que si!

¿Te son familiares estas frases?

A mí si, las he usado y oído cientos de veces. Y es normal, siempre hay mil cosas que hacer, amigos con los que hablar y continuamos dejando de lado eso que tanto nos gusta y con lo que nos sentimos tan bien. Y después esperamos que nuestras obras sean maravillosas de la noche a la mañana.

Artista en su estudio
Esta es mi cara cuando estoy concentrada. Ja, ja, ja….

Piensas que por pasarte todo el sábado pintando va a mejorar tu pintura, que tu técnica va a cambiar notablemente en un par de meses practicando de vez en cuand, cuando tus otras obligaciones te lo permiten.

La realidad está muy lejos de los atracones de un día.

¿Recuerdas tu época de estudiante?

El día antes de un examen te pasabas toda la noche estudiando, confiando que ibas a aprende todo lo que no habías estudiado en los meses anteriores en una noche. Alguna vez hubo suerte y pasaste el examen, pero nunca obtenías la nota que querías. Admás pasado el examen ya no recordabas absolutamente nada.

Pues con la pintura sucede lo mismo.

Un día te pasas horas pintando y haces algo que realmente te gusta, pero si no te vuelves a poner a practicar hasta pasados unas semanas o meses, esa inspiración o chispa que llegó en ese preciso momento habrá desaparecido y tendrás que empezar casi de cero.

Todos estos trabajos estarán a la venta en breve, permanece atenta.

La clave está en la práctica continua.

¿Has oido hablar del KAIZEN?

Hoy en día se ha puesto de moda. Y tengo que reconocer que no me gusta seguir las modas como regla general, pero en este caso me he rendido a su poder y sabiduría.

El Kaizen, originalmente fue el método usado en grandes fábricas para mejorar sus procesos de fabricación, pero hoy se a extendido por todo el planeta y a todos los ámbitos laborales y personales.

Imagen tomada de la Wikipedia

Podemos sintetizar el Kaizen en una sola y senciella frase que tú vas a aplicar para mejorar tu pintura sin agobiarte.

Por lo general todos pensamos que podemos hacer muchas cosas en un año, por eso se hacen las listas de buenos propósitos de año nuevo, pero no somos conscientes de todo el esfuerzo que seo conlleva, empiezas con mucha fuerza, pero terminas dejándolo a medio camino porque tu vista está puesta en el objetivo final y suele ser muy ambicioso. De hecho hay que plantearse objetivos grandes pero realistas.

Vamos a aplicar el KAIZEN para mejorar tu pintura, dibujo o técnica que quiereas mejorar.

El KAIZEN propone dividir esas metas en objetivos más pequeños y alcanzables a corto plazo. Puedes conseguir todo lo que te propongas, sólo necesitas dar el primer paso, no la primera zancada.

En lugar de decirte: “ Voy a terminar estos sketchbooks este año”

Te vas a decir: “ Voy a pintar una hoja del sketchbook cada día”

Pero puedes ir más allá y ser más concreta: “voy a pintar 20 minutos diarios en mi sketchbook”

Da igual el tiempo que vayas a dedicarle, 5 minutos, 15 minutos o una hora, el hecho realmente importante es ponerse y hacer algo a diario que te lleve a conseguir el objetivo que te has propuesto.

Lo difícil es romper el mal hábito de posponer las cosas. Unos días llenarás una sola hoja y otros 3, peor lo que cuenta es que sea a diario.

Y queriada amiga, querido amigo: La práctica hace al maestro.

La teoría de las 10.000 horas que está muy en consonancia con el KAIZEN.

puedes leer el post que escribí en el que hablo de esta teoría desde AQUÍ

Regla del 1% de esfuerzo

Esta regla se basa en centrarte en mejorar un poco cada día, el 1% . Un esfuerzo mínimo que a largo plazo te llevará muy lejos.

Imagina que consigues merorar tu pintura el 1% cada día. ¿Cómo sería tu técnica en 1 año? ¿Cómo te sentirías?


Esta mejora la tienes que aplicar, no solo a tu técnica de pintura, sino también al ambiente en el que te encuentras cuando pintas, la comodidad de la silla, la luz de tu estudio. Todos estos pequeños detalles, aunque no te lo parezcan importantes al principio también lo son y suman. No queremos que unos pequeños detalles te frenen a la hora de crear y disfrutar con lo que creas.

Porque seamos realistas, una de las escusas que nos ponemos es que no tenemos estudio o taller o los materiales adecuados. Y son sólo escusas que nos decimos a nosotros mismos ( yo me incluyo).

Uno de los primeros post de este blog fue sobre el espacio que necesitas para ponerte a pintar, si te interesas puedes leerlo desde AQUÍ.

Pequeño estudio de arte
Foto de mi espacio actual

Si te interesa la regla del 1% y quieres ver algún ejemplo de su aplicación en general pasate por la web www.habitaualmente.com tiene un ejemplo muy interesante en el campo del deporte.

Vamos a aplicar esta regla a nuestro ejemplo sobre los sketchbooks.

El esfuerzo mínimo que has de hacer para terminar esos esketchbooks es llenar una hoja diaria y emplear 20 minutos. Habrán días que en 10 minutos hayas llenado tu hoja y puedes emplear los otros 10 minutos en recolocar la mesa para tener mejor iluminación, o arreglar la silla para que no cojee o ponerle un cojín para que sea más cómoda o hacer limpieza de papeles en tu zona de trabajo. Como ves hay multitud de cosas que puedes hacer con el mínimo esfuerzo y contribuirá a mejorar tu pintura y tu calidad a la hora de trabajar.

Como ves, las dos teorías están muy en consonancia y te va a ser muy útil aplicarlas. Te dejo aquí un ejemplo de como puedes aplicarlas. Espero que te sea útil.

Ejemplo Kaizen y Regla del 1%
Este es un ejemplo de pequeños objetivos para mejorar tu pintura.
Plantilla Kaizen y Regla del 1%
Ahora es tu turno. Copia esta imagen y rellenala con las acciones que necesites hacer según tus objetivos.

Los retos para practicar tu pintura

Los retos son muy populares, desde Inktober a #100dias o #365dias. Puedes elegir el que mejor se adapte a tu vida.

¿Has intentado alguno?¿Cómo te fue?

Los retos son duros y muchas veces no se terminan, pero son una forma de motivarte a hacer algo de tu interés. Y se aconseja tener a alguien cercano que sepa que lo estás haciendo o publicarlo en redes sociales.

Volvemos a nuestro ejemplo.

Si quieres llenar esos viejos sketchbooks puedes contar las páginas que te quedan y crear tu propio reto: #32pagsketch #terminandosketchbook1…. y compartirlos en tus redes sociales.

Esto no te obligará, al menos ante los demás, a publicar a diario porque lo que tu objetivo es llenar el sketchbook1. Queremos llenar los cuadernos y no determinar los días que vamos a pintar, aunque esa es otra opción. #1hoja1dia.

Todo dependerá del motivo por el que quieras llenar esas páginas; para verlas terminadas, para crear una rutina, para mejorar en una técnica en concreto, para experimentar con nuevas técnicas.

Lo primero es determinar el objerivo principal: Mejorar tu pintura.

Después definir cómo vas a consegirlo: Aplicando una técnica en concreto, practicando un tema determinado…

Así qué, ahora ya puedes crear tu reto para mejorar el 1% a través de pequeños objetivos para conseguir tu objetivo principal y aplicar el Kaizen para mejorar tu pintura.


Ahora es tu turno.

Espero que te haya sido de utilidad este post, se que hay mucho que añadir a estos temas, si te apetece compartir con el resto tu experiencia con ellos, por favor, deja tu comentario para que todos puedan mejorar en su práctica artística.

Hasta la próxima semana, con un video tour de uno de mis últimos sketchbook.

¡Vamos a practicar!


PDF gratis

Deja una respuesta